¿Se Puede Tomar Café con Diabetes?; La diabetes (o diabetes mellitus) es una enfermedad que afecta a la capacidad del organismo para procesar el azúcar en sangre (o glucosa en sangre). La dieta desempeña un papel importante en el control de todos los tipos de diabetes, ya que seguir una dieta saludable puede ayudar a mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de los límites deseados.

Es fundamental que los diabéticos sean conscientes de cómo afectan ciertos alimentos y bebidas a su nivel de azúcar en sangre. ¿Qué pasa con la taza de café que muchos de nosotros tomamos por la mañana para ponernos en marcha? ¿Cómo afecta el consumo de café a la diabetes? ¿Cuáles son los efectos de la cafeína en la insulina?

El consumo de cafeína podría repercutir en la acción de la insulina en todos los tipos de diabetes (diabetes de tipo 1, diabetes de tipo 2, diabetes gestacional y prediabetes), puesto que puede dar lugar a niveles de azúcar en sangre más altos o más bajos. Pero, ¿qué tiene el café que podría ayudar realmente a prevenir la diabetes?

¿Se Puede Tomar Café con Diabetes?

4,7 / 5
Se Puede Tomar Café con Diabetes

El Café y la Prevención de la Diabetes de Tipo 2

Los bebedores de café se alegrarán de saber que beber su brebaje favorito podría tener un beneficio añadido para su salud. Los datos sugieren que el consumo de café reduce el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.

Una revisión sistemática que analizó 30 estudios (con más de un millón de participantes) descubrió que tanto el café con cafeína como el descafeinado se asociaban a un menor riesgo de diabetes.

El café contiene antioxidantes, moléculas que pueden ayudar a prevenir o retrasar algunos tipos de daños celulares. Una dieta rica en antioxidantes puede reducir el riesgo de enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes. El café también contiene minerales como el magnesio (aunque en pequeña cantidad), que se ha demostrado que ayuda al organismo a descomponer el azúcar.

La noticia es prometedora, pero hay que seguir investigando antes de saber qué cantidad de café está relacionada con un menor riesgo de diabetes de tipo 2. En la actualidad, no existe ninguna recomendación formal sobre el consumo de café como método para reducir el riesgo de diabetes de tipo 2 y, por tanto, no se puede recomendar un número determinado de tazas. Sin embargo, los estudios disponibles en la actualidad sugieren que de tres a cuatro tazas al día dan lugar a una reducción del riesgo.

¿Se Puede Tomar Café si se Tiene Diabetes?

Y aquí llega la pregunta que nos planteamos en este artículo, ¿se puede tomar café con diabetes?

Las personas que viven con diabetes no tienen que prescindir de su bebida de café favorita, pero la cantidad de cafeína que consumen podría ser importante, al igual que la cantidad de edulcorantes que se añaden.

La investigación tiene resultados mixtos sobre el efecto del café, los niveles de insulina y el control del azúcar en la sangre. Algunos estudios muestran que el café puede causar insensibilidad a la insulina, lo que significa que deteriora la capacidad del cuerpo para utilizar el azúcar en la sangre y colocarlo en la célula donde pertenece, lo que lleva a las lecturas de azúcar en la sangre alta. Mientras que otros estudios muestran que el café a largo plazo puede en realidad ayudar con los niveles de insulina.

Una taza media de café contiene entre 75 y 340 mg de ácido clorogénico, un polifenol que puede provocar una reducción del azúcar en sangre al inhibir la digestión de los hidratos de carbono y estimular al mismo tiempo la secreción de insulina.

Parece que el café regular puede tener un efecto sobre la insulina, pero el impacto varía según el individuo y su consumo diario total de cafeína.

Algunos estudios sugieren una mejora de la sensibilidad a la insulina y de la respuesta de la glucosa en sangre cuando se miden los marcadores de insulina y de azúcar en sangre una y dos horas después del consumo. También hay algunos estudios que muestran un empeoramiento del metabolismo de la glucosa, especialmente tras el consumo de café con cafeína. Un estudio que analizó a 125 personas con cuatro tazas de café con cafeína durante 25 semanas no encontró ningún efecto significativo en la sensibilidad a la insulina.

La conclusión es que el café afecta a las personas de forma diferente y que los diabéticos deben consultar con su médico sobre su consumo de café y cafeína y controlar cómo afecta a sus niveles de azúcar en sangre.

Se Puede Tomar Café con Diabetes - Beneficios del Café

Consejos y Alternativas de Café Saludable para los Diabéticos

Y ahora que ya hemos respondido a nuestra pregunta ¿se puede tomar café con diabetes?, vamos a dar unos consejos y alternativas.

Las personas con diabetes a las que les preocupa el impacto del café en su nivel de azúcar en sangre pueden reducir la cantidad que consumen, renunciar a añadir edulcorantes, cambiar al café descafeinado o beber una alternativa al café como el té, que contiene los mismos polifenoles útiles que el café.

Aunque el café puede tener algunos beneficios para la salud, es importante recordar que endulzar el café con nata, azúcar y edulcorantes artificiales puede aumentar el riesgo de diabetes y empeorar los niveles de glucosa en sangre en las personas con diabetes. Lo mismo ocurre con las alternativas al café, como el té.

Lo que ponemos en el café importa. Algunas cremas son una rica fuente de grasas saturadas que pueden obstruir las arterias y provocar enfermedades cardíacas; el exceso de azúcar también puede provocar un pico en los niveles de azúcar en sangre e inflamación en los vasos sanguíneos, y los edulcorantes artificiales pueden tener un impacto negativo en el microbioma intestinal, lo que también puede provocar otras enfermedades crónicas.

Las grasas saturadas y el exceso de azúcar también pueden contribuir al aumento de peso, y la obesidad es un factor de riesgo de prediabetes y diabetes de tipo 2.

Los efectos beneficiosos del café podrían verse contrarrestados por el potencial de exacerbar algunos síntomas de la diabetes. Por ejemplo, la cafeína es un diurético, que puede aumentar la frecuencia de la micción, y la micción frecuente ya es un síntoma de la diabetes.

La fatiga es otro síntoma de la diabetes. El café u otras bebidas con un alto contenido en cafeína pueden darle un impulso temporal, pero provocar un bajón cuando se le pase el efecto de la cafeína.

Otro factor que hay que tener en cuenta es la interacción del café con los medicamentos utilizados para tratar la diabetes. Dado que el café puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre, los medicamentos para la diabetes empleados para reducir el nivel de azúcar en la sangre pueden ser menos eficaces.

¿La conclusión? Si te gusta el café, limítate a una o dos tazas diarias (a menos que tengas razones médicas para evitarlo) y limita los aditivos innecesarios.

Vídeo: ¿Puedo Tomar Café si Tengo Diabetes? | ¿Se Puede Tomar Café con Diabetes?

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la farmacia, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo farmacéutico, estudiar un curso o Máster especializado es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Ver Formaciones Especializadas en Gestión Sanitaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Se Puede Tomar Café con Diabetes?», te animamos a estudiar un curso de auxiliar de farmacia online! ¡Dale al Like y comparte, los reclutadores contrastarán que sigues y compartes contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Educación saludable » ¿Se Puede Tomar Café con Diabetes? | Curso de Auxiliar de Farmacia
Doctrina Qualitas