Partes de una Farmacia: ¿Qué hay? ¿Qué secciones tiene?; La farmacia es el lugar donde el farmacéutico vende, almacena y prepara los medicamentos. Vamos allí después de visitar al médico (o a un profesional de la salud) con una receta o para comprar medicamentos y productos sanitarios en régimen de autoservicio.

El funcionamiento de una farmacia ha evolucionado mucho en el mundo, como en España, desde sus inicios. En la actualidad, la profesión de farmacéutico y la compra o venta de una farmacia están estrictamente reguladas por la legislación española.

Veamos cómo está clasificada una farmacia y cuáles son áreas principales.

Partes de una Farmacia: ¿Qué hay? ¿Qué secciones tiene?

4,8 / 5

¿Qué es una farmacia?

La farmacia se define como el laboratorio del farmacéutico. Es, pues, el lugar donde el farmacéutico prepara y guarda sus medicamentos.

Cada parte de una farmacia tiene una función diferente y, por tanto, requiere un diseño diferente, pero sobre todo un diseño que permita al auxiliar de farmacia y demás personal a trabajar con soltura, que permita a la parte en cuestión cumplir su función y hacerlo de forma óptima. En definitiva, el diseño de la farmacia y el mobiliario de cada una de estas partes debe estar correctamente organizado.

Veamos las diferentes partes de una farmacia y cómo deben estar diseñadas para optimizar su uso.

Dispensación de farmacia

Partes de la farmacia para dispensar productos

La parte de dispensación, la sección de la tienda donde se venden productos de autoservicio (productos de belleza, productos de bienestar, medicamentos con y sin receta, etc.);.

Recuerde que para que todas las partes de la farmacia funcionen correctamente, debe responsabilizarse de la formación del personal para proporcionar una correcta información sobre los medicamentos con buenos protocolos de actuación en la atención farmacéutica para conseguir un excelente seguimiento de los tratamientos farmacológicos, entre otras funciones relacionadas con la prevención y la promoción de la salud.

Almacén

Es en esta sección es donde reside la verdadera inversión de la farmacia y su gestión es fundamental. En esta parte es donde se guardan todos los medicamentos y productos sanitarios, es importante controlar la gestión del stock, las fechas de caducidad y, por tanto, la rotación del surtido y su categorización es fundamental. Mantener el orden y la organización del almacén, asegurar que el inventario está en el lugar correcto e incluso definir las ubicaciones para mejorar la gestión, facilitará el trabajo a la hora de la distribución.

Atención: es importante no incluir el laboratorio del dispensario (el lugar donde se almacenan los medicamentos) y el laboratorio farmacéutico (otro lugar donde se investiga para crear nuevos medicamentos).

almacén farmacéutico

Área de Compras

Desde esta sección gestionamos las carencias de existencias, los niveles de servicio y las previsiones de compra de la farmacia, planificando los pedidos y las reposiciones en función de las fechas de pago. De este modo, tomamos el relevo de los delegados y creamos un calendario de pedidos anual.

Área de Ventas

Las partes de una farmacia dedicadas a la gestión, como es el de la compra y en este caso el de las ventas, siempre se realizan desde una única sala. Esta parte de la farmacia también se utiliza para coordinar a los responsables de las distintas categorías, colocar productos de categorías complementarias cerca unos de otros para fomentar la venta cruzada. Este departamento se encargará del protocolo del proceso de venta, incluyendo la venta cruzada o la venta consultiva.

Expositores y Mostradores

partes de una farmacia con expositor de productos

Muchas farmacias tienen una zona de parafarmacia u ortopedia, por ejemplo, que debe estar claramente señalizada. También es habitual que las paredes de las farmacias estén cubiertas con expositores que muestran algunos de los productos que se venden en ellas.

Normativa relativa a los farmacéuticos en las farmacias

Como profesional de la salud, el farmacéutico debe respetar una serie de normas en el ejercicio de sus funciones en todas las partes de una farmacia. Deben respetar un código deontológico, que es una prolongación del juramento de Galeno (también conocido como juramento de boticario) que hacen todos los farmacéuticos al recibir su tesis.

Algunas normas importantes en una farmacia son:

  1. Respeto al secreto profesional
  2. Compromiso y dedicación a todas las personas que utilizan los servicios del farmacéutico
  3. El respeto a la vida humana y a la persona humana
  4. La preservación de su independencia profesional.

En caso de incumplimiento del código deontológico, los farmacéuticos se exponen a sanciones tales como una advertencia, una amonestación, una prohibición temporal de ejercer o, en los casos más graves, una prohibición permanente de ejercer. También pueden iniciarse procedimientos civiles y penales.

Por lo tanto, la gestión de una farmacia tiene muchos aspectos legales y jurídicos. El objetivo más importante de la norma ética es proteger el interés público y garantizar que el interés del paciente siempre prevalezca sobre el del farmacéutico.

¿Cómo organizar una farmacia?

Para crear una organización eficiente en todas las partes de una farmacia, considere una gestión por departamentos en la que haya una persona responsable de desarrollar protocolos que estandaricen los procesos.

Normalmente, hay tareas básicas que, aunque asignadas a un personal concreto, como la limpieza general de la farmacia, deben ser también responsabilidad de todo el personal, manteniendo toda la zona de venta y el almacén limpios y ordenados, ya que es un aspecto fundamental, primero para atraer al cliente y por supuesto también para que el equipo se sienta cómodo, facilitando el resto del trabajo de todos los colaboradores.

Lo más importante para una gestión interna basada en una dirección por objetivos en la que participan todos los miembros del equipo es la distribución de funciones, definiéndolas en las cuatro áreas más importantes de la farmacia. La gestión interna es una tarea de dirección que normalmente asume el titular de la farmacia, aunque algunas de las funciones más básicas y menos estratégicas pueden asignarse a uno de sus empleados, que actúa como gestor. La persona a cargo de este departamento debe ser responsable de:

  • Facturación y administración
  • Relaciones con los proveedores
  • Organizar el personal, según el horario más adecuado, estudiando las fluctuaciones de la clientela para distribuir el personal en el horario y distribuir las vacaciones para que la farmacia esté atendida
  • La asignación de funciones y el nombramiento de gestores de categoría

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la farmacia, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo farmacéutico, estudiar un curso o Máster especializado es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Ver Formaciones Especializadas en Gestión Sanitaria
No es probable Extremadamente probable

Esperamos que le haya gustado la publicación: «Partes de una Farmacia: ¿Qué hay? ¿Qué secciones tiene?«. Y le animamos a estudiar un Curso de Auxiliar de Farmacia Online.

Inicio » Farmacia » Partes de una Farmacia: ¿Qué hay? ¿Qué secciones tiene?
Doctrina Qualitas