¿Cuándo Hay que ir al Dermatólogo?; Los expertos recomiendan acudir al dermatólogo una vez al año, o más, si tienes una enfermedad crónica de la piel o corres un alto riesgo de padecer cáncer de piel. Dicho esto, puedes ahorrarse el viaje aprendiendo los signos de las diferentes afecciones de la piel y si son o no motivo de alarma.

Si has notado un nuevo sarpullido o bulto, es posible que te preguntes: «¿Debo ir al dermatólogo?«. A continuación, en Curso de Auxiliar de Farmacia Online te explicamos cuándo es una buena idea y cuándo hay que acudir a otro especialista.

¿Cuándo Hay que ir al Dermatólogo?

4,5 / 5
Cuándo Hay que ir al Dermatólogo

Cuándo Acudir a tu Médico de Cabecera

Para la mayoría de los problemas de la piel, tu médico de cabecera es una buena primera parada. Te examinará y, si es necesario, te remitirá a un especialista. Las siguientes afecciones cutáneas comunes no suelen requerir la atención de un dermatólogo.

Acné leve

«Tu médico de atención primaria puede diagnosticar los puntos blancos, los puntos negros y los brotes de acné moderado», según Cheryl Rosen, MD, dermatóloga certificado y directora de dermatología en BowTied Life. El acné suele tratarse con antibióticos, cremas de venta libre que contienen peróxido de benzoilo, ácido azelaico o ácido salicílico, o cremas de prescripción con retinoides.

Rosácea

La rosácea aparece en forma de pústulas o rojeces en la nariz, las mejillas, la barbilla y la frente. La causa es desconocida, pero puede desencadenarse por el estrés, el ejercicio intenso, el consumo de alcohol o la exposición a condiciones climáticas adversas. No hay cura para la rosácea, pero los casos moderados o graves pueden tratarse con medicamentos orales o tópicos como el gel de metronidazol, brimonidina) y oximetazolina.

Verrugas

Las verrugas están causadas por un virus y son más frecuentes en los niños. A veces las verrugas son difíciles de distinguir de otras afecciones de la piel, pero tu médico de cabecera puede diagnosticar y tratar las verrugas. Algunas verrugas se resuelven espontáneamente, aunque pueden tardar años. Tu médico de cabecera puede recetarte ácido salicílico para tratarlas o congelar la verruga en una visita.

Erupciones menores

¿Cuándo hay que ir al dermatólogo? Si tienes una erupción, acude primero a tu médico de cabecera, ya que es probable que él pueda tratarla. Si el sarpullido se extiende rápidamente o es doloroso y tu médico no puede atenderlo rápidamente, es posible que debas ser visto en un centro de atención urgente. Las visitas de telemedicina también son apropiadas y pueden ayudarle a ser visto y diagnosticado más rápidamente. Un sarpullido que no mejora con antifúngicos tópicos, cremas hidratantes o cortisona de venta libre justifica una visita al dermatólogo.

Picaduras de insectos

La mayoría de las picaduras de insectos son autolimitadas y se resuelven por sí solas. A menos que tenga una reacción alérgica, la mayoría de las picaduras y mordeduras pueden tratarse en casa. Si no se resuelven, o estás preocupado, visita a tu médico para el diagnóstico y tratamiento. Es posible que te receten una pomada antibiótica o una crema contra el picor.

Quistes simples

Los quistes de la piel aparecen como pequeñas protuberancias redondas o puntos negros. Los quistes no causan problemas y no necesitan tratamiento. Tu médico de cabecera puede diagnosticarlos y aconsejarte si es seguro ignorarlos. Si quieres que te quiten un quiste, tu médico de cabecera puede hacerlo en la consulta.

Pie de atleta

Se trata de una infección fúngica común que se caracteriza por la descamación de la piel entre los dedos de los pies. Se cura fácilmente con cremas o sprays de venta libre, como terbinafina y clotrimazol, o con receta médica en los casos más graves.

Caspa

La caspa es una afección frecuente que provoca la descamación de la piel seca del cuero cabelludo y las cejas, y a veces puede producir picor, pero por lo demás es asintomática. Se desconoce la causa de la caspa, pero puede tratarse fácilmente con champús anticaspa de venta libre. Se recomienda lavarse el pelo dos veces por semana con un champú anticaspa.

Lesiones leves y benignas

Tu médico de cabecera puede tratar tumores cutáneos ordinarios e inofensivos, como los angiomas de cereza o los papilomas cutáneos, sin necesidad de acudir a un especialista. Estos pueden tener el aspecto de puntos rojos en el torso o de trozos de piel adicionales del mismo color que su cuerpo.

Cuándo Hay que ir al Dermatólogo - Tratamiento

¿Cuándo Hay que ir al Dermatólogo?

Además de visitar al dermatólogo para las revisiones anuales, tu médico de atención primaria puede remitirte si alguna de las afecciones anteriores empeora o no responde al tratamiento estándar. Los siguientes síntomas pueden indicar que necesitas la atención de un especialista:

  • Un lunar o peca que cambia de forma o tamaño.
  • Manchas ásperas y escamosas en la piel.
  • Una erupción que cubre más del 10% de tu cuerpo, especialmente cuando va acompañada de dolor o fiebre.
  • Piel persistentemente seca, con picor o enrojecida que no responde al tratamiento.
  • Acné severo que puede causar cicatrices.
  • Parches de piel de color más claro o más oscuro que el resto del cuerpo.
  • Llagas que no se curan en dos semanas.
  • Pérdida inesperada de cabello o calvas.
  • Signos de envejecimiento o venas antiestéticas.

Estos podrían ser signos de una de las siguientes afecciones que un dermatólogo es el más indicado para tratar.

Eczema (dermatitis atópica)

Causado por la reacción exagerada del sistema inmunitario a un alérgeno o irritante, el eczema hace que la piel se reseque, pique y enrojezca. Las cremas o pomadas hidratantes, los productos para el cuidado de la piel que contienen cortisona o ceramida, o los medicamentos antihistamínicos pueden ayudar a controlar el picor.

Pitiriasis rosada

Uno de los casos de cuándo hay que ir al dermatólogo. Esta afección suele comenzar con una única mancha roja que pica, que desaparece al cabo de unos días y es sustituida días o incluso semanas después por una erupción en la espalda y el pecho. Esta erupción suele persistir durante unas semanas y se cura sin dejar cicatrices. Las lociones medicinales, como la crema de hidrocortisona al 1%, pueden aliviar el picor y ayudar a que la erupción se resuelva más rápidamente.

Alopecia areata

Esta afección, causada por una enfermedad autoinmune que ataca los folículos pilosos del cuerpo, provoca la caída de parches de cabello. Esta pérdida de cabello puede afectar sólo a una pequeña zona, la cabeza de una persona (alopecia areata total) o incluso todo su cuerpo (alopecia areata universal). El tratamiento de la alopecia puede incluir corticosteroides que pueden inyectarse, tomarse por vía oral o aplicarse tópicamente. El minoxidil también se utiliza a menudo como tratamiento para el debilitamiento del cabello.

Vitíligo

El vitíligo, que afecta a cerca del 1% de la población, es un trastorno cutáneo que hace que la piel pierda su color. También puede hacer que el pelo que crece en la piel hipopigmentada se vuelva blanco. El vitíligo se produce cuando el sistema inmunitario del organismo destruye los melanocitos (las células de la piel que producen melanina, una sustancia química que da color a la piel). No existe cura para el vitíligo, pero los corticoides, la fototerapia e incluso la cirugía pueden ayudar a tratar la enfermedad o mejorar el aspecto de la piel afectada.

Tiña versicolor

La tiña versicolor, una infección fúngica indolora, afecta a la pigmentación de la piel, dando lugar a manchas de piel que pueden ser más claras o más oscuras que la piel circundante. La tiña versicolor, más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes, puede tratarse con lociones, cremas o champús antimicóticos, como ketoconazol o ciclopirox. Sin embargo, puede reaparecer después del tratamiento, y el color de la piel puede seguir siendo irregular durante semanas o incluso meses.

Acantosis nigricans

Otro de los casos de cuándo hay que ir al dermatólogo es la acantosis nigricans, más frecuente en personas obesas o diabéticas, hace que la piel se engrose y se vuelva oscura y aterciopelada al tacto. Suele aparecer en las axilas, la ingle o la nuca. En raras ocasiones, la acantosis nigricans puede ser una señal de advertencia de un tumor que crece en un órgano interno. No existe un tratamiento específico para la acantosis nigricans, aparte de abordar cualquier problema subyacente que pueda estar causando el cambio de color de la piel.

Psoriasis

La psoriasis, que a menudo tiene un aspecto similar al del eczema, produce manchas de piel engrosada y roja que pueden estar calientes y cubiertas de escamas blancas o plateadas. La psoriasis puede causar artritis en las articulaciones afectadas. La psoriasis es una enfermedad crónica que va aumentando y disminuyendo a lo largo de la vida. Por lo general, no desaparece de forma definitiva, y no tiene cura. El tratamiento con cremas de esteroides, cremas hidratantes, terapia de luz o medicamentos puede aliviar los síntomas o ayudar a detener la propagación de la erupción.

Lunares y manchas

La mayoría de los lunares y manchas son inofensivos, pero hay que vigilarlos por si acaso, ya que algunos pueden volverse cancerosos. Presta atención a cualquier lunar o mancha que pueda entrar en el ABCD del melanoma, es decir: asimetría de la lesión, bordes irregulares, múltiples colores, diámetro (más grande que la goma de un lápiz) o si la lesión está evolucionando. Una buena regla general es buscar el ‘patito feo’, o la mancha que tiene un aspecto diferente de los demás lunares o manchas.

Pide a tu médico de cabecera que te revise la piel. Debes señalar cualquier lunar o lesión cutánea que haya cambiado de aspecto.

Además de recomendar tratamientos y recetar medicamentos, los dermatólogos también pueden realizar procedimientos en su consulta para tratar las afecciones de la piel. Los procedimientos más comunes son los siguientes

  • Cirugía láser.
  • Exfoliaciones químicas.
  • Dermabrasión.
  • Rejuvenecimiento con láser.
  • Eliminación de lunares.
  • Terapia de luz.
  • Escleroterapia.

Los dermatólogos también pueden ofrecer servicios cosméticos como la depilación láser y las inyecciones de botox. Si te preocupan las arrugas o las arañas vasculares, los dermatólogos son idóneos para tratarlas.

Cuándo Hay que ir al Dermatólogo - Acudir al Especialista

Cuándo Consultar a un Alergólogo

Ya tenemos claro cuándo hay que ir al dermatólogo, pero hay otras circunstancias en las que hay que acudir a otro especialista como el alergólogo.

Las afecciones cutáneas son una de las formas más comunes de alergia que tratan los alergólogos e inmunólogos. Los siguientes síntomas pueden ser típicos de los problemas de la piel tratados por un especialista en alergias:

  • Picor y enrojecimiento de la piel.
  • Una erupción que aparece repentinamente tras la exposición a una determinada sustancia.
  • Problemas cutáneos combinados con estornudos, picor de ojos o congestión nasal.

Las siguientes afecciones suelen estar causadas por una reacción alérgica a algún estímulo externo. Si es la primera vez que tienes una reacción, tu médico de cabecera es una buena primera parada. Si el problema se vuelve recurrente o grave a pesar del tratamiento, el siguiente paso es un alergólogo.

Urticaria

Los puntos o ronchas rojas y elevadas en la piel se denominan urticaria. Pueden picar y a menudo van acompañadas de una inflamación del tejido subyacente (angioedema). La urticaria está causada por una reacción alérgica. Una vez que la persona deja de estar expuesta al alérgeno causante del problema, la urticaria suele desaparecer en 24 horas, pero puede ser perceptible durante varios días después. La urticaria suele tratarse con medicamentos antialérgicos, ya que estos disminuyen la liberación de histamina, responsable de la urticaria.

Dermatitis de contacto

También causada por una reacción alérgica, la dermatitis de contacto es una erupción roja, con picor y dolorosa, que suele producirse en la piel que entró en contacto con un alérgeno, pero que puede extenderse por todo el cuerpo. La dermatitis de contacto causada por una sustancia conocida (por ejemplo, la hiedra venenosa) suele resolverse en pocas semanas. Si la dermatitis de contacto es grave o se desconoce su origen y persiste más de uno o dos meses, acude a un dermatólogo o alergólogo para que diagnostique la causa de la erupción. A menudo se desconoce esta causa a pesar de las pruebas realizadas. El tratamiento suele consistir en cremas hidratantes o medicamentos contra el picor, como la hidrocortisona, para aliviar los síntomas hasta que se pueda determinar la causa.

En algunos casos, las vacunas contra la alergia, o la inmunoterapia, pueden ayudar a resolver los síntomas.

Cuándo hay que Buscar un Tratamiento Urgente o de Emergencia

No sólo es bueno saber cuándo hay que ir al dermatólogo, también es muy importante saber cuándo se necesita un tratamiento urgente.

En casos muy raros, una afección cutánea puede ser un signo de emergencia médica y puede requerir atención médica oportuna. Si tienes alguno de estos síntomas, busca tratamiento inmediato:

  • Piel dolorosa y descamada
  • Ampollas en la piel tras la exposición al sol o a productos químicos
  • Rayas de enrojecimiento bajo la piel que se extienden rápidamente
  • Ampollas en la boca, los ojos o los genitales
  • Cualquier síntoma cutáneo acompañado de fiebre, dolor articular, dificultad para tragar, dolor de cabeza intenso o dolor muscular

Las ampollas en la boca, los ojos y/o los genitales pueden ser un signo de una emergencia dermatológica conocida como síndrome de Steven Johnson. Si esta erupción no se trata, es potencialmente mortal.

Cualquier tipo de afección cutánea que provoque un dolor, una hinchazón o una hemorragia importantes (como las quemaduras solares graves, las quemaduras químicas o las erupciones agudas graves) debe considerarse una urgencia. Estas afecciones pueden provocar rápidamente otros problemas de salud si no se tratan adecuadamente. Por ejemplo, las quemaduras solares graves pueden causar deshidratación y shock, las quemaduras químicas pueden causar infecciones y las erupciones pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la farmacia, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo farmacéutico, estudiar un curso o Máster especializado es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Ver Formaciones Especializadas en Gestión Sanitaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Cuándo Hay que ir al Dermatólogo?», te animamos a estudiar auxiliar de farmacia online! ¡Dale al Like y comparte, los reclutadores contrastarán que sigues y compartes contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Educación saludable » ¿Cuándo Hay que ir al Dermatólogo?
Doctrina Qualitas