¿Qué son los Nódulos Tiroideos?; La glándula tiroidea abraza la tráquea en la parte delantera del cuello, justo por encima del esternón. Suele describirse como una forma de mariposa o pajarita. Si tu tiroides está en buen estado, lo más probable es que no te des cuenta de que está ahí. Sin embargo, hay varias condiciones y enfermedades que pueden cambiar su aspecto y sensación, haciéndola más obvia y notable. Un nódulo tiroideo es uno de los culpables más comunes.

Millones de personas experimentan nódulos tiroideos cada año. Un nódulo tiroideo es un bulto anormal que ha crecido en la glándula tiroides. Algunos nódulos tiroideos son de tejido sólido, mientras que otros están llenos de líquido. Dependiendo de la causa, es posible que necesites cirugía o medicación para tratarlo.

La mayoría de los nódulos tiroideos no necesitan ningún tratamiento ni causan ningún síntoma. En cambio, un pequeño porcentaje lo hace, incluyendo el 5% que son cancerosos. En este artículo de Curso de Auxiliar De Farmacia Online está todo lo que necesitas saber acerca de los nódulos tiroideos, lo que los causa, y cómo se tratan. ¿Qué pasa cuando hay un nódulo en la tiroides? Sigue leyendo.

¿Qué son los Nódulos Tiroideos? Tipos, Causas, Síntomas y Tratamiento

4,5 / 5
Qué son los Nódulos Tiroideos

Tipos de Nódulos Tiroideos

Hay muchos tipos diferentes de nódulos tiroideos. Más del 90% de ellos son benignos, lo que significa que no están causados por el cáncer. Sin embargo, los nódulos benignos pueden ser un indicador de que algo está sucediendo. A veces, es el síntoma principal de una enfermedad subyacente o de un trastorno de la tiroides. Dependiendo del tipo de nódulo tiroideo que tengas, su médico te informará de los siguientes pasos.

Nódulos tiroideos benignos

Saber que tu nódulo tiroideo es benigno, o no canceroso, puede suponer un gran alivio. Sin embargo, es posible que sigas necesitando tratamiento para evitar que afecte a tu salud. Estos son los tipos más comunes de nódulos tiroideos benignos:

Adenoma tiroideo

Un adenoma tiroideo es un tumor benigno que ha crecido en tu tiroides. Aunque la palabra tumor puede hacer sonar las alarmas en tu mente, puedes estar seguro de que este tipo no es canceroso.

Existen dos tipos diferentes de adenomas tiroideos: los inactivos y los activos (también llamados tóxicos). Si un adenoma tiroideo es activo, significa que puede producir hormonas tiroideas por sí mismo, y a menudo demasiada hormona tiroidea de la que necesitas. Puede dar lugar a una tiroides hiperactiva, llamado hipertiroidismo, y a otros problemas de salud. Por otro lado, los adenomas tiroideos inactivos no aumentan las hormonas tiroideas en tu cuerpo.

Quiste tiroideo

Un quiste es un bulto que está lleno de líquido en su mayor parte. Algunos también contienen trozos de tejido. Los quistes tiroideos suelen estar causados por un adenoma tiroideo que se está descomponiendo. Son benignos en la mayoría de los casos, pero pueden contener tejidos cancerosos en raras ocasiones. Los quistes tiroideos deben tratarse con una terapia de aspiración con aguja fina, ya que de lo contrario no suelen desaparecer.

Bocio

El bocio es una condición que hace que la glándula tiroides se hinche, y es la condición tiroidea más común. Algunas personas pueden experimentar la hinchazón en toda la glándula tiroides, pero otros casos resultan en bocio multinodular. Las personas que padecen bocio multinodular tienen varios nódulos repartidos por la tiroides. En ambos casos, la tiroides suele estar visiblemente o palpablemente agrandado.

Nódulos tiroideos malignos

Cuando hablamos sobre qué son los nódulos tiroideos, llegamos a la parte más temida. Si un nódulo tiroideo es maligno, significa que es canceroso. El cáncer de tiroides no es muy frecuente; sólo afecta a 15 de cada 100.000 personas. Hay cuatro tipos principales de cáncer de tiroides: folicular, anaplásico, papilar y medular. Cada tipo de cáncer puede causar un nódulo tiroideo, pero también tienen diferentes protocolos de tratamiento y tasas de supervivencia.

El cáncer de tiroides papilar es el tipo más usual de cáncer de tiroides. Está causado por las células foliculares de la glándula tiroidea y puede extenderse fácilmente a los ganglios linfáticos.

El cáncer folicular de tiroides también está causado por células foliculares. A diferencia del cáncer de tiroides papilar, las células del cáncer de tiroides folicular no suelen extenderse a los ganglios linfáticos. En cambio, tiene una mayor capacidad de viajar a órganos que están a distancia, como los pulmones o los huesos.

El cáncer medular de tiroides también está formado por células foliculares, pero 1 de cada 4 casos es resultado de la genética. Las familias pueden transmitir el cáncer de tiroides por vía sanguínea. Debido a su capacidad de ocurrir en múltiples miembros de la misma familia, es extremadamente importante determinar si es causado por la genética después de ser diagnosticado. Puede ayudar a detectar los cánceres en fase temprana en los miembros de tu familia y salvar sus vidas.

Cuando se detectan a tiempo, los cánceres de tiroides papilar, folicular y medular son muy tratables, y casi el 100% de las personas sobreviven al menos cinco años cuando se detectan a tiempo. Sin embargo, el cáncer de tiroides anaplásico es una historia diferente.

El cáncer de tiroides anaplásico es poco frecuente pero mucho más agresivo que los otros tipos de cáncer de tiroides. Crece más rápido y tiene una tasa de supervivencia a los cinco años mucho más baja que los otros tipos de cáncer de tiroides. De hecho, sólo el 30% de las personas a las que se les diagnostica un cáncer de tiroides anaplásico sobreviven cinco años o más cuando se detecta de forma temprana. Esta cifra disminuye considerablemente en los estadios más avanzados del cáncer. Sólo el 10% de las personas con cáncer anaplásico de tiroides que se ha extendido a los ganglios linfáticos sobreviven al menos cinco años, y esa cifra desciende aún más, hasta sólo el 3%, si se extiende aún más. Por suerte, este cáncer mortal representa menos del 2% de todos los diagnósticos de cáncer de tiroides.

Causas de los Nódulos Tiroideos

Ahora que nos ha quedado claro qué son los nódulos tiroideos, hablemos de las causas que los pueden provocar.

Hay una variedad de factores que pueden influir en el desarrollo de nódulos tiroideos. El crecimiento excesivo del tejido tiroideo, la inflamación crónica, la deficiencia de yodo u otros factores de riesgo pueden causar nódulos tiroideos. La prevalencia de los nódulos tiroideos es significativamente mayor en las personas con deficiencia de yodo. Las personas con la enfermedad de Hashimoto también tienen un mayor riesgo de sufrir nódulos tiroideos. Fumar cigarrillos y la exposición a la radiación nuclear también aumentan el riesgo de padecer nódulos tiroideos y cáncer.

A pesar de estas asociaciones entre los nódulos tiroideos y las posibles causas, la mayoría de los casos de nódulos tiroideos tienen causas desconocidas. Algunos profesionales de la salud plantean la hipótesis de que existe una relación entre el estrés y los problemas de tiroides, pero todavía no hay una conexión probada.

Qué son los Nódulos Tiroideos - Tipos y Causas

Síntomas de los Nódulos Tiroideos

Hay varios indicios que indican la presencia de un nódulo tiroideo. Algunas personas pueden experimentar múltiples síntomas, mientras que otras pueden no tener ninguno. Si crees que puede tener un nódulo tiroideo, esto es lo que debe tener en cuenta:

  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Hinchazón visible o palpable en el cuello.
  • Fatiga.
  • Dolor en el cuello o la mandíbula.
  • Ansiedad.
  • Cambios de peso (pérdida o aumento de peso inexplicable).
  • Latidos rápidos del corazón.
  • Latidos irregulares.
  • Ronquera.
  • Cambios en la voz.

La mayoría de estos síntomas son molestos, pero no tienen un gran impacto en tu calidad de vida. En algunos casos, los nódulos grandes pueden provocar deformidades en el cuello, molestias o incluso obstrucciones para respirar o tragar. Sea cual sea la causa, debes buscar atención médica inmediata si tienes dificultades para respirar o tragar. Si no se tratan, estos síntomas pueden tener consecuencias devastadoras para tu salud.

¿Cuándo hay que Preocuparse por los Nódulos Tiroideos?

Ya sabes qué son los nódulos tiroideos, pero ¿cuándo tienen que ser una preocupación? Debido al riesgo de cáncer y otras condiciones de salud, tu médico deberá evaluarte si sospecha que tienes un nódulo tiroideo. Es muy importante que los pacientes con nódulos tiroideos acudan a un médico experto en enfermedades del tiroides. De ese modo, se puede realizar una evaluación adecuada de los nódulos.

Hay muchas maneras en que tu médico puede diagnosticar un nódulo tiroideo. Si le dices a tu médico que tienes dolor o molestias, o que sientes un bulto en el cuello, te hará un examen físico para palpar la tiroides.

Otras veces, tu médico puede sospechar un problema de tiroides basándose en los cambios de peso o en los resultados anormales de los análisis de sangre. En cualquiera de los casos, hay una serie de pruebas que tu médico puede solicitar para confirmar el diagnóstico y determinar la causa. Es posible que necesites una prueba de la hormona estimulante del tiroides (TSH) para medir tu función tiroidea, una ecografía del tiroides o una biopsia por aspiración con aguja fina.

Si te preocupa que puedas tener un nódulo tiroideo, lo más probable es que no tengas que preocuparte. Sólo un pequeño porcentaje de nódulos tiroideos son cancerosos. Tu médico puede solicitar una biopsia para determinar si tu nódulo tiroideo es canceroso o no.

Qué son los Nódulos Tiroideos - Síntomas y Tratamiento

Tratamiento de los Nódulos Tiroideos

Las opciones de tratamiento de los nódulos tiroideos varían en función de la causa. No hay necesidad de tratar los nódulos tiroideos que no están afectando negativamente a su salud o que no causan preocupación por el cáncer. Sin embargo, si se dejan sin tratar pueden causar hipertiroidismo, dolor o dificultad para tragar o respirar.

Cirugía

Es posible que tu médico tenga que extirpar quirúrgicamente una parte o la totalidad de tu glándula tiroidea si está causando problemas de salud. La cirugía de tiroides es el tratamiento más invasivo para los nódulos tiroideos, pero no siempre es necesaria.

Medicación

Los nódulos benignos que causan hipertiroidismo pueden tratarse con un tratamiento de yodo radiactivo, que está disponible en forma de cápsulas orales. Cuando se toma según las indicaciones de un médico, el yodo radiactivo reduce los nódulos tiroideos en unos tres meses. Si no funciona, el médico puede recetar un medicamento llamado metimazol para reducir la cantidad de hormona tiroidea que produce el cuerpo.

Tiroidectomía

Si todo lo demás falla, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica del tiroides por completo, también llamada tiroidectomía. Se trata de una cirugía sencilla en la que la mayoría de los pacientes jóvenes y sanos reciben el alta hospitalaria tras unas horas de observación. Sin embargo, si tienes varias afecciones comórbidas, es posible que debas permanecer en el hospital durante la noche. Las personas con nódulos tiroideos cancerosos o activos son las que más se benefician de este tratamiento, ya que puede curar su enfermedad.

Al cabo de unos 10 días, deberías poder volver a realizar incluso sus actividades más extenuantes, pero dependerás de la medicación durante el resto de tu vida. Esto se debe a que tu cuerpo no puede producir hormonas tiroideas después de la extirpación de la tiroides. Tu médico te recetará un medicamento sintético de sustitución de la hormona tiroidea como la levotiroxina. Si no tomas tu medicación tiroidea, desarrollarás hipotiroidismo, lo que conlleva sus propios desafíos.

Si te preocupa tu tiroides, siempre es mejor que te pongas en contacto con tu médico de cabecera o endocrinólogo. Por lo general, un poco de tratamiento ayuda mucho a prevenir problemas de salud más complicados.

Esperamos que te vayas sabiendo qué son los nódulos tiroideos y las cosas más básicas que hay que saber sobre ellos.

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la farmacia, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo farmacéutico, estudiar un curso o Máster especializado es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar un Curso de Auxiliar de Farmacia Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Formaciones Especializadas en Gestión Sanitaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Qué son los Nódulos Tiroideos?», te animamos a estudiar auxiliar de farmacia online! ¡Dale al Like y comparte, los reclutadores contrastarán que sigues y compartes contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Educación saludable » ¿Qué son los Nódulos Tiroideos? Tipos, Causas, Síntomas y Tratamiento