Cómo Identificar los Diferentes Tipos de Dolor de Cabeza; Tu día va bien, hasta que empiezas a sentir un dolor sordo en las sienes, lo que indica el comienzo de un dolor de cabeza. Los dolores de cabeza  son muy comunes y la mayoría no son motivo de preocupación.

El estrés, la deshidratación, ciertos alimentos y el hecho de pasar demasiado tiempo mirando los dispositivos electrónicos son causas comunes de los dolores de cabeza. Aunque algunos tipos de dolores de cabeza pueden tratarse con éxito con medicamentos de venta libre, otros requieren una consulta con el médico. Aprende más sobre cuáles son los tipos de dolor de cabeza. ¿Cómo saber qué tipo de dolor de cabeza tengo? Sigue leyendo.

.

Cómo Identificar los Diferentes Tipos de Dolor de Cabeza

4,7 / 5
Cómo Identificar los Diferentes Tipos de Dolor de Cabeza

Tipos Comunes de Dolores de Cabeza

Es fácil suponer que el dolor de cabeza está causado por las alergias estacionales, pero (como los síntomas son similares) podría tratarse fácilmente de una cefalea tensional.

Hay dos categorías de dolores de cabeza:

  • Las cefaleas primarias: El dolor de cabeza es la afección en sí misma; el dolor no está provocado por otra cosa, como las alergias o la deshidratación.
  • Cefaleas secundarias: El dolor de cabeza es un síntoma de otra cosa que está ocurriendo en tu cuerpo. El tratamiento de la causa suele aliviar el dolor. Por ejemplo, la presión arterial alta, los cambios hormonales o la abstinencia de cafeína pueden desencadenar dolores de cabeza secundarios.

Ser capaz de identificar correctamente su categoría y tipo de dolor de cabeza específico puede dar lugar a mejores tratamientos y a un alivio más rápido de ese dolor de cabeza.

1. Cefaleas Tensionales

Empezamos nuestro artículo de cómo identificar los diferentes tipos de dolor de cabeza con el que más gente sufre.

Las cefaleas tensionales son el tipo más común de dolor de cabeza. Normalmente, las cefaleas tensionales empiezan en la parte posterior de la cabeza y a veces van acompañadas de rigidez en los hombros y el cuello. Algunas personas describen las cefaleas tensionales como si tuvieran una banda elástica alrededor de la cabeza. Se puede experimentar un dolor sordo, que aprieta en ambos lados, casi como si la cabeza estuviera en una prensa.

Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol, el ibuprofeno o el naproxeno, suelen funcionar bien en las cefaleas tensionales y en la rigidez de cuello que las acompaña. En caso de que las cefaleas tensionales persistan, el médico puede recomendar un analgésico con receta, como un naproxeno más fuerte. A veces, en el caso de las cefaleas tensionales crónicas, los médicos recomiendan un antidepresivo (generalmente un antidepresivo tricíclico como la amitriptilina) para prevenir las cefaleas tensionales.

Muchos cambios en el estilo de vida para reducir el estrés también funcionan bien para evitar las cefaleas tensionales, como la actividad física o el descanso extra. Hacer ejercicio, como dar un paseo al aire libre, en la naturaleza, o dedicar tiempo a desestresarse mediante la atención plena o la meditación, también puede aliviar las cefaleas tensionales. Además, mantenerse bien hidratado, dormir bien por la noche y llevar una dieta saludable pueden ayudar a prevenir las cefaleas tensionales.

2. Dolores de Cabeza Sinusales

Estos fuertes dolores de cabeza pueden ser la pesadilla de tu existencia. Situados en la parte delantera de la cabeza, y a menudo causados por la inflamación de los senos paranasales o las alergias, los dolores de cabeza sinusales pueden sentirse como una presión detrás de los ojos. También pueden acompañar a una infección sinusal, también conocida como sinusitis.

Quizá te sorprenda saber que una migraña puede confundirse con un dolor de cabeza sinusal. Tanto la cefalea sinusal como la migraña pueden causar dolor facial, pero si un paciente tiene un dolor de cabeza sin congestión, fiebre o mucosidad nasal, probablemente se trate de una migraña y no de un dolor de cabeza sinusal.

Las cefaleas sinusales pueden tratarse con descongestionantes para reducir la congestión nasal, sin embargo, asegúrate de consultarlo antes con tu médico o farmacéutico, ya que podría interactuar con otros medicamentos que estés tomando. También puedes aplicar una compresa caliente en las zonas dolorosas de la cara o utilizar un spray nasal salino para las cefaleas sinusales.

3. Cefaleas en Racimos

Continuamos explorando cómo identificar los diferentes tipos de dolor de cabeza con las cefaleas en racimos.

Estas cefaleas episódicas suelen producirse en un lado de la cabeza y pueden aparecer en ciclos a lo largo del día. Las cefaleas en racimos tienden a producirse en serie alrededor de la misma hora del día, durante varias semanas o meses. Pueden producirse varias veces al día y durar entre 10 minutos y varias horas. Las cefaleas en racimos no son tan frecuentes como las migrañas y las cefaleas tensionales, pero pueden ser muy dolorosas.

Aunque los expertos no saben con certeza cuál es la causa de las cefaleas en racimos, es posible que las desencadenen ciertos factores, como el consumo de alcohol o de tabaco, la luz brillante o el ejercicio. Los medicamentos de venta libre no suelen ser eficaces para tratar las cefaleas en racimo, no obstante el médico puede sugerir tratamientos con oxígeno y un aerosol nasal de sumatriptán. Para prevenir las cefaleas en racimo, el médico puede recetar medicamentos como verapamilo o litio. El galcanezumab fue aprobado como inyección para aliviar los síntomas y la frecuencia de las cefaleas en racimos y las migrañas.

4. Migraña

La migraña suele estar infradiagnosticada e infratratada. Las migrañas no son iguales en todo el mundo y los síntomas pueden variar de una persona a otra.

Las migrañas, que se caracterizan por un dolor pulsátil en un lado de la cabeza, pueden ir acompañadas de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y el sonido. Entre el 26% y el 29% de las personas experimentan aura migrañosa, en la que ven chispas o puntos brillantes o experimentan hormigueos en un lado del cuerpo. Las migrañas son más que un simple dolor de cabeza. Pueden ser recurrentes, variar en intensidad y durar desde unas horas hasta varios días.

Se calcula que las migrañas afectan a mil millones de personas en todo el mundo. A pesar de la elevada prevalencia de la migraña, muchas personas que la padecen no reciben tratamiento. Un estudio reciente reveló que 1 de cada 5 personas no sabía que podía obtener un alivio preventivo de la migraña. Otros no sabían que las migrañas pueden ser desencadenadas por factores como las hormonas (especialmente durante los ciclos menstruales y la menopausia), un horario de sueño irregular, la deshidratación, ciertos alimentos, el alcohol y la cafeína.

Si sospechas que tienes migraña, tu médico te hará una historia clínica y un examen físico y posiblemente neurológico. Te preguntará con qué frecuencia tienes síntomas, si tienes antecedentes familiares de migrañas y te preguntará por tu «carga de dolor de cabeza», es decir, cuántos días al mes tienes migrañas y el impacto que tienen en tu vida (si te ves obligado a faltar al trabajo y a otros eventos).

Si los tratamientos de venta libre no han funcionado y el dolor de cabeza es intenso, existen medicamentos de prescripción aguda y preventiva que pueden mejorar tu calidad de vida. Si los pacientes sufren migrañas dos o más días a la semana, suele recetarse un medicamento preventivo (también conocido como profiláctico). Los medicamentos de prescripción aguda utilizados para tratar la migraña incluyen triptanes como sumatriptán o rizatriptán, y medicamentos más nuevos como ubrogepant o lasmiditan. Los medicamentos preventivos incluyen píldoras tomadas por vía oral, como rimegepant o topiramato, o una inyección mensual de un inhibidor del receptor del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), como erenumab. El bótox (toxina botulínica) inyectado en la cara cada tres meses también ha demostrado su eficacia en algunos pacientes que sufren ataques frecuentes de migraña.

Si has probado algún medicamento para la migraña sin éxito, habla con tu médico sobre algunas de las nuevas opciones de tratamiento que han aparecido en los últimos años. Muchos de los medicamentos más antiguos empleados para prevenir las migrañas se aprobaron inicialmente para tratar otras enfermedades, como la depresión o la hipertensión. Estos nuevos medicamentos se han desarrollado específicamente para tratar las migrañas. Entre los nuevos medicamentos de prescripción se encuentran los inhibidores del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), anticuerpos monoclonales que bloquean una vía implicada en el proceso de la migraña. Son inyectables que se administran cada uno o tres meses y han demostrado que ayudan a algunos pacientes a tener menos migrañas.

Un estudio descubrió que la melatonina también podría resultar útil para tratar las migrañas y las cefaleas en racimos. Habla con tu médico o farmacéutico sobre la dosis adecuada y si la melatonina podría funcionar como parte de tu plan de tratamiento de la migraña.

5. Cefaleas por Uso Excesivo de Medicamentos

Terminamos descubriendo cómo identificar los diferentes tipos de dolor de cabeza con algo que mucha gente desconoce.

Aunque la mayoría de la gente recurre a los medicamentos a la primera señal de dolor de cabeza, este enfoque también puede provocar cefaleas de rebote, también conocidas como cefaleas por uso excesivo de la medicación. Si se recurre a la medicación para el dolor de cabeza más de dos o tres veces por semana, se pueden desencadenar cefaleas por sobreúso de la medicación cuando esta desaparece.

En lugar de aliviar los síntomas, esto puede causar un dolor de cabeza secundario o más frecuente. Romper el ciclo de las cefaleas de rebote implica trabajar con el médico para dejar los medicamentos agudos y empezar a tomar medicamentos preventivos para los dolores de cabeza.

Cuándo ir al Médico por un Dolor de Cabeza

Ahora que sabes cuáles son los tipos de dolor de cabeza, si los dolores son poco frecuentes y se producen sólo unas pocas veces al mes, es probable que los medicamentos de venta libre sean suficientes para controlarlos. Si tus dolores de cabeza no responden a los medicamentos de venta libre y se producen tres o más veces a la semana, deberías hablar con tu médico. O, si tus dolores de cabeza te causan un dolor intenso o interfieren en tu vida, puede ser el momento de consultar a un médico.

Se suele empezar pidiendo a los pacientes que utilicen un calendario para marcar con un círculo cuántos días a la semana les duele la cabeza. Luego se les pide que califiquen el dolor de cabeza, siendo uno el leve, dos el medio y tres el grave. El médico también puede hacerte preguntas sobre tu estilo de vida (como su consumo de cafeína y tu horario de sueño) para ayudar a determinar qué podría estar causando tus dolores de cabeza.

En función de los resultados del examen inicial,  puede remitirte a un neurólogo.

Algunos casos requieren tratamiento médico inmediato en urgencias. Si experimentas un dolor de cabeza en forma de trueno, un dolor de cabeza intenso que aparece de repente, es importante que acudas inmediatamente a urgencias. Este tipo de dolor de cabeza puede indicar una hemorragia cerebral y requiere atención médica inmediata. Es raro, pero este tipo de dolor de cabeza puede ser la señal de advertencia de un aneurisma o un tumor cerebral potencialmente mortales. También debes buscar atención médica de urgencia de inmediato si tienes el peor dolor que hayas tenido, pierdes la visión o el conocimiento, tienes vómitos que no cesan o si el dolor ha durado más de tres días. Además, si tienes dolores después de una lesión en la cabeza, también es una buena idea buscar atención médica.

Vídeo: Tipos de Dolor de Cabeza Más Frecuentes. ¿Cuál Tienes Tú? | Cómo Identificar los Diferentes Tipos de Dolor de Cabeza

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la farmacia, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo farmacéutico, estudiar un curso o Máster especializado es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Ver Formaciones Especializadas en Gestión Sanitaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Cómo Identificar los Diferentes Tipos de Dolor de Cabeza», te animamos a estudiar un curso de auxiliar de farmacia online! ¡Dale al Like y comparte, los reclutadores contrastarán que sigues y compartes contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Educación saludable » Cómo Identificar los Diferentes Tipos de Dolor de Cabeza | Farmacia
Doctrina Qualitas