¿Cuáles son los Valores Normales de HCM?; La hemoglobina es esencial para la vida. Es una molécula de proteína rica en hierro responsable de transportar el oxígeno de los pulmones a todo el cuerpo y de transportar el dióxido de carbono de desecho de los órganos y tejidos de vuelta a los pulmones. Sin suficiente hemoglobina, el cuerpo no puede obtener el oxígeno que necesita para funcionar correctamente, y esto puede provocar problemas de salud como insuficiencia cardíaca, derrame cerebral o anemia.

Los profesionales sanitarios pueden determinar tus niveles medios de hemoglobina a partir de un análisis de sangre denominado hemograma completo (CBC). Un hemograma consiste en varias pruebas de laboratorio que miden diferentes partes de la sangre, como los glóbulos rojos (o eritrocitos), los glóbulos blancos (o leucocitos) y las plaquetas.

La información del hemograma permite a los profesionales sanitarios calcular la hemoglobina corpuscular media (HCM). Cuando se utiliza con fines de diagnóstico, la HCM es sólo una pieza del rompecabezas, pero es importante porque puede dar pistas sobre la deficiencia de hierro, los trastornos sanguíneos y otras condiciones de salud.

Sigue leyendo este artículo de Curso de Auxiliar de Farmacia Online y aprende qué es una prueba de HCM y el significado de los diferentes valores de HCM.

¿Cuáles son los Valores Normales de HCM?

4,5 / 5
Cuáles son los Valores Normales de HCM

¿Qué es la HCM?

Antes de conocer los niveles normales de HCM, debemos explicar qué significan estas siglas. La HCM, o hemoglobina corpuscular media, es una parte valiosa del hemograma completo (CBC). Es un valor que representa la cantidad media de hemoglobina dentro de un solo glóbulo rojo.

Un recuento sanguíneo completo es un grupo de análisis de sangre que mide:

  • Los glóbulos rojos (que transportan el oxígeno).
  • Los glóbulos blancos (que combaten las infecciones).
  • La hemoglobina (una proteína de los glóbulos rojos).
  • Hematocrito (la proporción de glóbulos rojos con respecto al plasma).
  • Plaquetas (células que forman coágulos de sangre).

El personal sanitario puede solicitar esta prueba durante una revisión anual o para diagnosticar problemas como infecciones, anemia o determinados cánceres. También puede mostrar cómo está respondiendo a la medicación.

El cálculo de la HCM a partir de los resultados del hemograma completo proporciona a los profesionales sanitarios información adicional sobre tu sangre y tu salud general. Permite una evaluación adicional y puede ayudar a realizar un diagnóstico si hay un desajuste en los niveles normales. La HCM está relacionada con otros dos valores del hemograma completo:

  • Volumen corpuscular medio (VCM)
  • Concentración media de hemoglobina corpuscular (CMHC)

Estas tres medidas son tus índices de glóbulos rojos. Miden el tamaño de tus glóbulos rojos y evalúan la cantidad de hemoglobina que contienen. Cuando no hay suficientes glóbulos rojos o hemoglobina en la sangre, estás anémico. Es decir, tu sangre tiene menos capacidad para transportar oxígeno. El resultado es que llega menos oxígeno a los tejidos y órganos, lo que provoca síntomas como fatiga, piel pálida y dificultad para respirar.

¿Cuáles son los Valores Normales de HCM?

Los laboratorios miden la HCM en picogramos (pg) por célula. El rango normal de los valores de HCM está entre 27 y 31 pg por célula.

Las personas con ciertas condiciones de salud pueden tener niveles de HCM inferiores o superiores a la media. La siguiente lista muestra lo que podrían indicar los diferentes valores de HCM. Aunque diferentes laboratorios pueden tener diferentes rangos normales de referencia basados en las poblaciones locales.

  • Menos de 26 pg por célula. Nivel de HCM bajo. Potencialmente debido a una deficiencia de hierro, deficiencia de nutrientes, enfermedad autoinmune, cáncer, enfermedad renal, enfermedad hepática, pérdida de sangre o talasemia.
  • 27 a 31 pg por célula. Nivel de HCM normal. Comúnmente visto en adultos sanos.
  • Superior a 33,2 pg por célula. Nivel de HCM alto. Entre las posibles causas se encuentran la deficiencia de vitamina B12 o de ácido fólico, la hemólisis, la recuperación tras una hemorragia o quimioterapia o la sustitución de nutrientes, los efectos secundarios de la medicación, el alcohol, la enfermedad hepática, el VIH, la enfermedad de la médula ósea, el cáncer, el hipotiroidismo, el síndrome de Down, la deficiencia de cobre, la cirugía bariátrica u otra cirugía gastrointestinal, la enfermedad renal, los defectos cardíacos congénitos y las enfermedades pulmonares como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la fibrosis pulmonar.
Cuáles son los Valores Normales de HCM - Glóbulos Rojos

Factores que Afectan a la HCM

Diversas condiciones de salud pueden afectar a los niveles normales de HCM. Por ejemplo, las anemias provocadas por deficiencias de hierro pueden dar lugar a niveles bajos de HCM. Ciertas enfermedades también pueden provocar una HCM baja. Entre ellas se encuentra la talasemia, un trastorno sanguíneo hereditario causado por defectos en los genes de la hemoglobina. Además, la HCM de las mujeres puede ser más baja que la de los hombres debido a la pérdida de sangre durante la menstruación, que puede provocar una deficiencia de hierro.

Por el contrario, las personas pueden tener niveles elevados de HCM si tienen una deficiencia de nutrientes como la vitamina B12 o el ácido fólico. Las afecciones médicas, como el alcoholismo, las enfermedades hepáticas y las enfermedades de la médula ósea, también pueden provocar una HCM elevada. Incluso los medicamentos, como la metformina y el omeprazol, pueden estar asociados a valores elevados de HCM.

Niveles Bajos de HCM

Ya sabemos cuáles son los valores normales de HCM, veamos ahora las causas, síntomas y tratamientos para cada uno de los casos irregulares.

Los profesionales sanitarios consideran que un valor inferior a 26 pg por célula es una HCM baja.

Causas

La HCM puede ser baja porque el glóbulo rojo es pequeño o porque la célula tiene una cantidad de hemoglobina inferior a la normal. Hay varios tipos de anemia que pueden asociarse a niveles bajos de HCM. Se trata de las anemias microcíticas, que hacen referencia a los glóbulos rojos anormalmente pequeños que no pueden absorber mucha hemoglobina. Las causas más comunes son la desnutrición o las deficiencias nutricionales y de hierro. Dado que el organismo necesita hierro para fabricar hemoglobina, la carencia de hierro puede provocar anemia y valores bajos de HCM.

Las personas pueden tener un mayor riesgo de sufrir anemia por falta de hierro si:

  • Sangran mucho durante la menstruación.
  • Sangran por otras afecciones médicas.
  • Están embarazadas.
  • Han dado a luz recientemente.
  • Tienen una dieta baja en hierro, especialmente los veganos y los vegetarianos.
  • Tiene una úlcera péptica.
  • Se están curando después de un traumatismo o una intervención quirúrgica.

Las personas que no pueden absorber el hierro también pueden tener valores bajos de HCM. Los niveles bajos de HCM no son necesariamente graves, pero indican un problema subyacente que requiere atención. Entre ellos se encuentran las personas con enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn, o que se han sometido a una cirugía de bypass gástrico. Estas tres afecciones gastrointestinales pueden provocar deficiencias nutricionales asociadas a niveles altos o bajos de HCM.

Síntomas

Si una persona tiene una HCM baja, sus glóbulos rojos transportan menos oxígeno por todo el cuerpo, lo que provoca fatiga. Los síntomas de la HCM baja coinciden con los síntomas asociados a la anemia. Incluyen:

  • Fatiga.
  • Falta de aliento.
  • Debilidad muscular.
  • Taquicardia o latidos rápidos del corazón.
  • Presión arterial baja.
  • Palidez.
  • Moretones con facilidad.
  • Uñas quebradizas.
  • Pérdida de cabello.

Tratamientos

Después de conocer cuáles son los valores normales de HCM, veamos los diferentes tratamientos que existen. El tratamiento depende de la causa subyacente de la baja HCM. Un nivel bajo de HCM resultante de la talasemia puede no requerir un tratamiento. Por el contrario, los síntomas graves de la HCM baja pueden requerir una transfusión de sangre para mejorar.

Los niveles bajos de HCM suelen producirse por una deficiencia de hierro que provoca anemia. En el caso de las anemias por falta de hierro, los profesionales sanitarios pueden recetar un suplemento de hierro. También pueden recomendar incluir en la dieta más alimentos ricos en hierro, como la carne roja, el pescado, el marisco y los huevos. Los veganos y vegetarianos también pueden aumentar su ingesta de hierro con verduras de hoja oscura, alubias, lentejas, tofu y pan y cereales enriquecidos con hierro.

Además, las personas deben asegurarse de consumir suficiente vitamina B6 (piridoxina) en su dieta. El cuerpo necesita esta vitamina hidrosoluble para producir glóbulos rojos, ya que ayuda a convertir el hierro en hemoglobina. También es esencial consumir suficiente vitamina C a través de los alimentos o de suplementos para ayudar al cuerpo a absorber el hierro. Además, es necesario reducir el consumo de té negro y café, puesto que los taninos pueden reducir la absorción de hierro.

Si la pérdida crónica de sangre es la causa de la carencia de hierro y de la anemia resultante, es fundamental abordar el origen de la hemorragia. Por ejemplo, una úlcera de estómago puede requerir un tratamiento que incluya el inicio de un inhibidor de la bomba de protones (IBP), como esomeprazol.

Las personas con valores bajos de HCM deben buscar consejo médico profesional y discutir un plan de tratamiento con su proveedor de salud antes de cambiar su dieta o tomar cualquier suplemento de hierro. Si alguien no tiene niveles bajos de hierro, los suplementos podrían perjudicarle.

Cuáles son los Valores Normales de HCM - Análisis de Sangre

Niveles Altos de HCM

Ya conocemos cuáles son los valores normales de HCM y lo que significa tenerlos bajos. Veamos ahora los detalles de cuando están altos.

Un valor de HCM superior a 33,2 pg se considera alto.

Causas

Frecuentemente, la HCM alta está causada por una deficiencia de B12 o de folato, necesarios para la producción de glóbulos rojos, o cuando estas vitaminas son mal absorbidas por el cuerpo.

Estas deficiencias de vitamina B pueden darse si un individuo:

  • No puede absorber la vitamina B12 debido a una anemia perniciosa, una enfermedad autoinmune.
  • No puede absorber la vitamina B12 o el folato debido a un trastorno gastrointestinal, como la celiaquía o la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Se le ha extirpado todo o parte del estómago en una gastrectomía.
  • Lleva una dieta vegana o vegetariana, ya que las plantas tienen un bajo contenido en B12.
  • Está desnutrido.
  • Toma un medicamento que limita la absorción o reduce los niveles normales de B12 o folato.

Los niveles elevados de HCM suelen coincidir con una anemia macrocítica, lo que significa que los glóbulos rojos son anormalmente grandes y hay menos cantidad de ellos. Los glóbulos rojos suelen medir entre 80 y 100 femtolitros (fL). Si son mayores de 100 fL, se consideran macrocíticos.

Aunque pueda parecer que unos glóbulos rojos más grandes transportarían más hemoglobina, lo cierto es lo contrario: transportan menos. Tener menos células con una menor capacidad de transporte de oxígeno da lugar a una baja concentración de hemoglobina en la sangre o anemia.

La anemia macrocítica no es una enfermedad única. Se trata de un término general que engloba varias anomalías de los glóbulos rojos que son síntomas de ciertas enfermedades y problemas nutricionales. Un ejemplo de anemia macrocítica común es la anemia macrocítica megaloblástica. La anemia megaloblástica se produce cuando los glóbulos rojos no pueden producir ADN con la suficiente rapidez para dividirse en el momento adecuado, por lo que siguen creciendo y se hacen demasiado grandes. Las deficiencias de vitamina B12 y folato son dos causas frecuentes de anemia megaloblástica.

Otras posibles causas de una HCM elevada son:

  • Enfermedades renales y hepáticas.
  • Síndrome de Down.
  • Síndrome mielodisplásico, un trastorno de las células madre.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Defectos cardíacos congénitos.
  • Infecciones.
  • Cáncer.
  • Disfunción de la tiroides.
  • Enfermedad pulmonar.
  • Medicamentos con estrógenos.

Algunos medicamentos también pueden modificar las fluctuaciones de los niveles normales de HCM, entre ellos:

  • Antiinflamatorios.
  • Diuréticos.
  • Medicamentos antirretrovirales.
  • Anticonvulsivos.
  • Algunos medicamentos contra el cáncer.
  • Inhibidores de la bomba de protones.
  • Metformina, un medicamento común para la diabetes mellitus de tipo 2.

Síntomas

Es posible que las personas no se sientan mal si su HCM es alta. Sin embargo, una HCM elevada puede significar que los glóbulos rojos no se están dividiendo correctamente, lo que provoca una anemia macrocítica. Por lo tanto, los síntomas pueden parecerse a los de una HCM baja.

Con la anemia macrocítica, una persona puede experimentar un patrón de síntomas que empeoran gradualmente. La fatiga es un síntoma común, y otros incluyen:

  • Dificultad para respirar.
  • Piel muy pálida o amarilla.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en el pecho.
  • Latidos rápidos del corazón.
  • Debilidad.
  • Falta de concentración.
  • Confusión.

Dependiendo de la causa subyacente, las personas con anemia macrocítica pueden experimentar problemas digestivos, como falta de apetito, pérdida de peso y diarrea. Si un individuo tiene una deficiencia de vitamina B12, puede experimentar:

  • Adormecimiento u «hormigueo» en las extremidades.
  • Problemas de equilibrio.
  • Debilidad muscular.
  • Confusión.
  • Pérdida de memoria.
  • Depresión.
  • Problemas de humor.
  • Lengua lisa o hinchada.
  • Náuseas y vómitos.
  • Acidez de estómago.
  • Diarrea.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.

Tratamientos

Una vez más, el tratamiento de la HCM alta depende de la causa subyacente y puede ser diferente para cada persona.

Comer alimentos ricos en vitamina B12 o folato, como el arroz integral, las verduras de hoja verde oscura y la carne blanca o roja, es una forma de tratar los niveles altos de HCM si están causados por una deficiencia de estos nutrientes.

Aunque una dieta variada y equilibrada proporciona estas vitaminas, en algunos casos, los profesionales sanitarios pueden prescribir vitamina B12 inyectable (cianocobalamina) o suplementos orales de vitamina B12 o folato si un individuo no está absorbiendo las vitaminas de modo eficaz.

Si la anemia macrocítica tiene otra causa subyacente, el tratamiento de ese problema primario puede conducir a la mejora de la anemia. Por ejemplo, corregir los niveles bajos de la hormona tiroidea en el hipotiroidismo con levotiroxina puede resolver la anemia también.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo sobre cuáles son los valores normales de HCM.

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un auxiliar especializado en el mundo de la farmacia, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo farmacéutico, estudiar un curso o Máster especializado es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

Ver Formaciones Especializadas en Gestión Sanitaria
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Cuáles son los Valores Normales de HCM?», te animamos a estudiar auxiliar de farmacia online! ¡Dale al Like y comparte, los reclutadores contrastarán que sigues y compartes contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Educación saludable » ¿Cuáles son los Valores Normales de HCM?
Doctrina Qualitas